.

Enseñanzas

 
 
Las 613 Leyes 
 
 
 
 

106/613 – La purificación de las manos y de los pies de los sacerdotes

Yaakov, Béla Orbán


Harás también una fuente de metal, con su basa de metal, para lavar; y la has de poner entre el tabernáculo del testimonio y el altar; y pondrás en ella agua. Y de ella se lavarán Aarón y sus hijos sus manos y sus pies: Cuando entraren en el tabernáculo del testimonio, se han de lavar con agua, y no morirán: y cuando se llegaren al altar para ministrar, para encender á Jehová la ofrenda que se ha de consumir al fuego. También se lavarán las manos y los pies, y no morirán. Y lo tendrán por estatuto perpetuo él y su simiente por sus generaciones.″ (Éxodo 30:18-21)


La comunidad judía considera está ley de purificación como no siendo de actualidad más. La razón es muy simple: el Templo ha sido destruido, el Altar no funciona más y el orden de los sacerdotes también fue abolido.
Los cohanitas que fueron concernidos por esta ley no existen más soló que de manera formal (por el momento) y soló cumplen un papel simbólico en las sinagogas. 
A pesar de eso Dios mencionó que tendremos está ley por estatuto perpetuo. 
Pues tenemos aceptar como hecho real que el Templo existe todavía y que el Altar también funciona hoy así como en otro tiempo. Lo mismo, existe todavía un Cohen, un Sacerdote quien esta presentando las ofrendas!
En caso contrario, Dios no habría ordenado la suspensión de la orden de las ofrendas hasta que un nuevo Templo sea reconstruido o habría protegido el Templo antiguo para que quede intacto. 
Pero la palabra ″perpetuo″ nos señala una constancia, una continuidad que sopone que la ley esta todavía valida hoy.

Pero a quién esta esta dirigida pues?
A los que entienden la historia de la purificación de los pies que podemos leer en Juan 13 cuando nuestro Señor Yeshua HaMashíaj lavaba los pies de los discípulos.   
Pues la ley vale por todos los quienes han volviéndose ellos mismos a los miembros del Templo, del Cuerpo de Cristo, y por eso se volvieron aptos a cumplir el ministerio sacerdotal, el ministerio de los cohanitas.
La ley se dirige a todos los que se ponen en los servicios del Sumo Sacerdote asistiendolo en su ministerio alrededor del Altar.
Ellos son los que aseguran la continuidad del funcionamiento del Altar y que soló obedecen a los ordenes de Yeshua HaMashíaj y no a ordenes de hombres.
Se trata aquí de los servidores cuyos pies han sido lavados de una vez y para siempre por el Sumo Sacerdote a fin de que sean dignos de cumplir sus funciones.

La purificación de nuestros pies esta a pesar de todo un deber diario. 

Además, debemos purificarnos después de cada despierto así como después haber cumplido nuestras necesidades. 

Así podemos entender que cuando alguien se para por un tiempo en su ministerio para dormir o hacer otras tareas lejos del sitio de su ministerio, debe purificarse antes de volver a ministrar para evitar de mancillar el Santuario. 
Así tenemos también purificarnos después haber sido en contacto con alguien o algo impuro.

Las manos y los pies... 
Estas dos partes del cuerpo están aquí mencionadas sin la tercera, los oídos, que aparece soló cuando se trata de la unción del sacerdote cuando las tres partes tenían que ser recubridas con sangre.
La persona que es el miembro sometida del Cuerpo de Cristo nunca puede dejar su visión y sus oídos ser mancillados! Porqué en tal caso, no soló se mancillaría la alma sino también su espíritu sería alcanzado y aún sus cercos podrían fácilmente ser infectados también.
La impureza des las manos en cuanto a ella, nos señala que todo servidor, cada cohanita contemporáneo puede cometer el pecado en sus actos. 
Aún puede mancillar su ministerio cumpliendolo con manos sucias, es decir dejando la puerta abierta ante cualquier ídolo. Así puede su propia voluntad y intereses fácilmente volverle a ser un señor pequeño!

Del otro lado, si el sacerdote se iba en caminos alejanos y lejos del Templo en otro tiempo, sus pies (sus caminos) podían ser infectados desde que se codeaban une tierra impía y no santificada…
Dios hace valer sus leyes hoy así como ayer!

Para que los sacerdotes no mueran…
Quienes son los que hoy advierten a los servidores de Dios, a los cohanitas?

Para que tengan los pies lavados cuando se presentan o cuando llevan alguien ante Dios. 
Andamos todos cada día en el mundo del siglo 21 cuya mancha y basura se derrama sobre nosotros como un torrente de barro después de la tormenta. 
¿Somos capaces de demarcarnos de todo esto? ¿Podemos lavarnos los pies cuando volvemos a casa o aún durante el día cuando sentimos la necesidad de irnos ante el Señor? 

¿Podemos hacer lo mismo con nuestras manos?
Desde que debemos tocar tantas cosas durante el día. Cometemos tantos actos desatentados y a menudo pecadores…
La palabra de Dios esta aquí una vez más muy dura y esta ley nos esta dada como advertencia. 
Solo podemos presentarnos ante Dios y servir alrededor del Altar si nos purificamos de las impurezas del mundo. Debemos purificarnos de las consecuencias de nuestras sendas ilegítimas, de nuestros caminos inútiles y vanos por la Palabra de Dios y por su Clemencia y su Gracia.

En cuanto a nuestras manos…
¡No tocas la Palabra, la copa de la gracia, la lira de tus alabanzas hasta que tus manos están sucias!
No enciende ningún fuego sobre el altar y no presente ningún holocausto ni ofrenda de buen olor mientras que no habrás satisfecho a las consignas: ″lavate las manos y los pies!″

″Para que no mueran…″
Hoy, el Templo existe todavía y se llama El Cuerpo de Cristo

El Altar se puede hallar también y el Sumo Sacerdote todavía presenta allí las ofrendas y los holocaustos.   
 ¡Los servios, los cohanitas faltan a pesar de todo eso!

¿Pero por qué?
Porque se iban en caminos alejanos, sus propios caminos y se están ensuciando los pies. 
Porque están construyendo sus propias casas de sus propias manos en lugar de cumplir el servicio en el Templo con manos purificadas y limpias.  
Posible que no se hallan también porqué no se han limpiado antes de empezar el oficio en el Templo.   
Éstos tampoco no están porqué murieron en espíritu. 
Ningún fuego ni ningún espíritu alejano no pueden acercarse ni del Templo ni del Altar espiritual. 
¡Antes de irte en misión, levanta las manos ante Dios y muestrale que están limpias!
Cuando te acercas del Altar, descalzate desde que el lugar dónde estas es santo y no puede ser en contacto con el polvo del suelo que tus pies han tocado.  

El polvo del suelo es la espiritualidad llevaba por el mundo. Libramosnos de todo lo que es humano y del mundo para poder ser enteramente del Cristo en espíritu. 

Purificamosnos para poder ser los miembros del orden sacerdotal que sirve el Sumo Sacerdote. 
Siempre tienes que ser puesto a presentarte ante Dios.  
Dios es soló a poder dar ministerios y nunca los hombres. ¿Serás capaz dar cuentas cuando el Día vendrá concerniendo a tus actos y a tus vías?
Dios no te preguntará por qué no has entendido o por qué entendiste algo más en lugar de su llamado. Después haber sido advertido por estas algunas líneas, no podrás disculparte de tu ignorancia y de tu falta. El conocimiento y la enseñanza de la Ley a otros depende de la purificación de tus oídos para que funcionen normalmente. 

¿Deseas cumplir un ministerio y presentarte ante Dios? ¿Por tu mismo y por otros? 

¡Primero mira tus manos y tus pies!

La purificación única de tus pies por Yeshua HaMashíaj cuando te admitió entre los suyos no basta en si mismo desde que siempre estas en contacto con el mundo.   
Lo mismo, cuando hermanos te han limpiado los pies y te aceptaban a sus lados en el Cuerpo de Cristo no basta tampoco.

Desde que tenemos servir después de haber vivido estas purificaciones.  
¡Servir es a menudo una cuestión de vida o de muerte para ti así como para otros!


No le demos nada santo a un no-creyente, a un religioso y jamás estemos en comunión en lo que es santo con tales personas. 


Traducción del húngaro: Richard (Zeev Shlomo) 

Copyright © 2005-2019 SHOFAR - BUDAPEST, comunidad judía creyendo en Yeshua HaMashíaj
Ministerio JHVH NISSZI www.kehilatshofar.com

 

¡Nuestras enseñanzas pueden ser copiadas y distribuidas sin ninguna modificación, gratuitamente y únicamente en integridad!

Copyright © 2005-2019 Comunidad SHOFAR

http://kehilatshofar.com