.

Enseñanzas

 
 
Las 613 Leyes 
 
 
 

538/613 – El pretil en el tejado

Yaakov, Béla Orbán

 

"Cuando edificares casa nueva, harás pretil á tu terrado, porque no pongas sangre en tu casa, si de él cayere alguno." (Deuteronomio 22:8)

 

Esta ley tiene un objectivo práctico. El clima de Israel permite todavía hoy pasar la noche en los tejados platos de las casas, el "terrado". Puede ser el lugar del descanso y de la siesta después un día de calor intenso.  

Así pueden pasarse accidentes. Alguien que se arranca entre sueños en la oscuridad puede caer facilmente.  

En tal caso el dueño de la casa (huésped) es responsable desde que merece juicio por negligencia si conocía esta ley. Y por supuesto debe conocerla desde que la ignorancia de la ley es pecado de negligencia en sí.  

Sólo hay dos posibilidades, o los parientes no les han enseñado las reglas a los niños o éstos no quisieron escucharles.

 

Pero esta ley precisamente trata de que primero debemos echar un perfil tan pronto que empozamos construir una nueva casa o una nueva familia.

El huésped en cuanto a el tiene el deber de declarar a los habitantes de la casa:

¡Hasta aquí y no más alá!

 

Sin embargo, la barrera no significa las rejas de una celda sino se trata de una advertencia de pararse en un punto. Se puede ir más allá, se puede transgredir, pero la responsabilidad no incumbe más a la persona que ha puesto estas limitas aceptables si alguien decide pasar por alto a pesar de todo.  

 

Tenemos la misma responsabilidad en el seno de las asambleas también.  

Por allí también la construcción se hace según el proyecto de Dios y por sus objectivos. Él es el único que fije a las fronteras, las reglas, los ministerios y todo. No obstante, el conocimiento de todo esto y ha sido revelado y lo revelo cada día a los que tienen que marchar por delante sobre la senda. Éstos son los que deben cumplir las tareas los primeros en sus vidas y con sus vidas.

Sus testimonios, experiencias por los cuales sus palabras pueden edificar las barreras. Pero también tienen que revelar el Proyecto de Dios, sus Leyes a todos los que pertenecen a la "Casa"...

En los tejados no puede ser ningún intento para saber hasta que punto las límites pueden ser empujadas. No podemos jugar y ver hastadonde podemos ir con el pecado y no hay ningún confianza ciega en los milagros tampoco pero hay consecuencias a todas las cosas y hay fronteras que no deben ser franqueadas.  

 

Sin embargo estas fronteras no son humanas sino son la Voluntad restrictiva de Dios y su enseñanza a los habitantes de nuestra casa y a nuestros invitados que son en nuestra casa y que se descansan … para nuestro interés y nuestra seguridad.

 




Traducción del húngaro: Richard (Zeev Shlomo) 

Copyright © 2005-2019 SHOFAR - BUDAPEST, comunidad judía creyendo en Yeshua HaMashíaj
Ministerio JHVH NISSZI www.kehilatshofar.com
 

¡Nuestras enseñanzas pueden ser copiadas y distribuidas sin ninguna modificación, gratuitamente y únicamente en integridad!

Copyright © 2005-2019 Comunidad SHOFAR

http://kehilatshofar.com