.

Enseñanzas

 
Judíos - Cristianos - Judíos Mesiánicos 
 
 
 
 
 
¿Judío o Israelita?  

Yaakov, Béla Orbán 

La respuesta a esta pregunta es cada día más importante y de actualidad puesto que, además de las numerosas ramas de las confesiones judías, han aparecido estos últimos años asambleas compuestas de judíos "del Mesías" en Europa Central y del este.

Durante este tiempo muchos, generalmente neo-protestantes, afirman pertenecer a la Israel Espiritual y pues se creen ser "judíos en espíritu".

(Todo esto, lo explican arbitrariamente remitiéndose a la Epístola de los Gálatas 3, según la cual "no hay Judío ni Griego... porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.") 

De esta manera perpetúan los protestantes la teología de la sustitución cuyo instigador fue el catolicismo y que tiene por objeto de borrar el pueblo judío de la superficie de la tierra haciéndolo fundirse en la cristiandad.

Por otra parte, otros, por la condena del ejercicio de la fe judía y por la negación de las Leyes, adoran a dioses completamente diferentes y odiados del Dios de Israel adorado por los judíos, haciéndose así los miembros, incluso los sacerdotes o los Pastores de religiones extranjeras y proscrita por el Eterno. 

Es así que existen judíos húngaros, judíos de Hungría, gurus judíos - krishnas, judíos budistas, judíos que se pretenden ser ateos, pero que son solamente enfadados con Dios y en "proceso" contra Él.

Existen también judíos cristianos, así como cristianos judíos, y podríamos aún seguir la lista.

¿Un capítulo separado podría consagrarse a la situación de los prosélitos que se han convertido en judíos, así como la razón para la cual ningún Gentil, ningún pagano vuelto cristiano puede convertirse al judaísmo ni volverse israelita? 

Esta lista parcial podría ser completada y también aumentada por el problema de la ascendencia familiar y el origen, así como de todas sus alternativas.

Algunos son sólo judíos del lado paternal, otros que del lado maternal, o no tienen que un abuelo judío, incluso antepasados aún más alejados, un origen muy fragmentario. ¿En una palabra, es que alguien tiene cualquier cosa que hacer con el pueblo judío? 

Naturalmente, todos estos grupos tienen un cierto derecho legítimo a la utilización del término de Judío y muchos intentan apropiarse la exclusividad de esto, prohibiéndolo a los otros y excluyéndolos por la misma manera.

Cuando intentamos dar una respuesta a este problema por estas líneas, debemos prepararnos para que todos los que tienen cualquier interés que los vincula al término de Judío, sean los que se alzan contra nosotros con más furia y arrebato. 

Entre ellos, los más desenfrenados serán los que predican la unificación de las grandes religiones monoteístas, los que viven en el sistema nervioso del ecumenismo.

Ellos quieren unir los pueblos en Abraham, o en el nombre de Jesús, bajo la autoridad de un ídolo (no solamente la Virgen María) en una globalización judéo-cristiana, al igual que Roma siempre lo ha hecho y el hecho siempre utilizando la fuerza si lo es necesario o por el testimonio de una profunda "caridad", de un abrazo, una presión global y mortal. 

Estos dos poderes se ayudan mutuamente, y así unidos se alían también al islam y a otras religiones paganas. 

Ellos, así como los que coinciden con su espiritualidad de la Nueva Edad New Age (hoy posible ya Última Edad Last Age), así como las fuerzas ocultas de la francmasonería recortaron, disecaron y dispersaron la comunidad judía así como la cristiandad actual utilizando al mismo tiempo sus asambleas, comunidades, sus miembros y dirigentes por sus propios intereses.

Ellos, que consciente o no, por sus propios intereses y a veces incluso empujados por una buena voluntad humana, son las obran para la realización de los objetivos de una potencia espiritual invisible.

Actúan contra el Proyecto de Dios. Proyecto de cual una de las voluntades se refiere al Pueblo Escogido, Israel e incluida la otra voluntad paralela a la primera y que se refiere a los Gentiles, a los paganos uniendo al Pueblo de Dios por una voluntad individual y por medio de la Sangre del judío nombrado Jesús.

La Unidad prometida y tanto esperada no se realizará entre estos dos pueblos hasta que cada uno de ellos ejerza la función a la cual Dios los llamó y que es diferentes para uno y para otro. Como lo está en el caso del hombre y de la mujer, partes iguales, pero teniendo papeles bien definidos y diferentes uno del otro.

La realización de esta misión es cada vez más urgente porque las fuerzas mencionadas más arriba ganan cada vez más la entera humanidad bajo su yugo.

El Proyecto de Dios es irrevocable, Su Voluntad pronunciada es Verbo realizado que será visible sobre nosotros (los llamados tomando posesión de nuestros puestos legítimos, en obediencia a Dios) por la realización de estas promesas visibles en Su Hijo.

Es por eso que, es necesario tomar posesión del puesto que Dios nos concedió. Como Judío, promulgar a Dios y Sus Leyes a la cara del mundo entero y como Gentil, completándose uno al otro, mano en la mano, representar la victoria de Yeshua HaMashíaj y salvar la vida de más hombres y mujeres posible para el Reino de Dios.

¡Sin embargo, no hay victoria sin combate!  

(A seguir...)

 

Traducción del húngaro: Richard (Zeev Shlomo)

Copyright © 2005-2019 SHOFAR - BUDAPEST, comunidad judía creyendo en Yeshua HaMashíaj
Ministerio JHVH NISSZI www.kehilatshofar.com

¡Nuestras enseñanzas pueden ser copiadas y distribuidas sin ninguna modificación, gratuitamente y únicamente en integridad!

Copyright © 2005-2019 Comunidad SHOFAR

http://kehilatshofar.com