.

Orbán Béla:

 

NO ESTAMOS BAJO LA LEY!

(Gálatas 5:18;)

 

“Cristo nos redimió de la maldición de la ley..”

(Gálatas 3:13;)

 

Esta media frase sacada del contexto es la arma en la boca  de cristianos, de aquellos cristianos que rechazan, contravienen a las Leyes y los reglamentos revelados, y terminan algunas de ellas arbitrariamente por su propio interés. Es su arma falsa a la vez, porque esta frase usada en sí mismo como una declaración no solamente carece de conocimientos históricos y bíblicos pero es una arma usada por casi 2000 años en la armería del pagano cristianismo (el cristianismo que se formó del paganismo y luego se volvió a convertirse a cristiano paganismo).

La frase se convirtió  en un instrumento para destruir la unidad de la Biblia, es decir dividir la Biblia a dos partes: Antiguo y Nuevo Testamento, después para confrontar el Antiguo al Nuevo y por lo tanto hacer perder la misión y la tarea del Antiguo Testamento dada por Dios.

Que los muchos dioses e ídolos paganos sean acogidos y aceptados es el interés de la habitual religión imperial, porque entonces el poder, la riqueza de la religión y el imperio mismo crece y pueden mantenerlo junto. Por eso y como siempre los judíos son muy desagradables, el pueblo que recibió la Ley de Dios para llevarla a todos los pueblos del mundo…

Hoy el judío que predica La Tora, La Ley de Dios y además la necesidad que todos nosotros debemos aceptar exclusivamente el dominio de Yeshua HaMashíaj, -así debemos vivir los chukims… los que son los mandamientos del Rey Mesías para todas nuestras días de hoy..- es particularmente peligroso para el espíritu transgresor y pecador de la religión imperial que se oculta bajo la tolerancia y humanismo.

Aún es más peligroso para ellos si aparte de proclamar estas dos leyes predicamos la entrega absoluta de nuestra vida: exclusivamente bajo el poder del Rey Mesías, que excluye todo el funcionamiento de cualquier jerarquía humana..

Dado que la palabra mitzvá no significa fariseísmo o la obligación de hacer buenas obras de humanismo, sino significa una obediencia activa según la voluntad de Dios y bajo el reinado de Yeshua HaMashiaj, que es una subordinación voluntariamente vivido y percibido.

 

Por lo tanto esta frase de la Biblia está en servicio para contradecir a la Palabra de Dios y existe como un transgresor, por lo que está actuando contra el recibimiento y llamamiento del Pueblo Elegido…

 

¿La ley no es necesaria…?

¡No creo que cualquier persona obediente a Cristo pregunte esta pregunta alguna vez! No anhelo citar supuestas pruebas del Antiguo testamento, ya que pudiera dar numerosas respuestas de los Salmos de David…

Más bien, he aquí las respuestas de testimonios de citas del supuesto nuevo testamento:

“De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo..” (Gálatas 3:24;)

Pero antes que viniese la fe y nos justificase…

¿No necesitamos entonces la ley? Tal vez todos los religiosos creen y ya se han justificado? ¿Quizás el agua del bautismo (o bautismo por inmersión) ya nos ha salvado?

El hombre convertido y creyente reconoce su culpabilidad por la ley y sólo el culpable pide gracia! Gracia, la que puede ser dada por el Rey, gracia que es inherente a la obediencia al Rey. Pues la Ley es el poder que lidera el arrepentido hasta el renacimiento y la más profunda compresión de ella me lleva por medio del Espíritu Santo más allá en el Camino de la purificación, liberación y de la santificación…

“..el fin de la ley es Cristo..” (Romanos 10:4;)

Como podemos leer antes de esto: no se han sujetado a la justicia de Dios…

La Justicia de Dios es el cumplimiento de la Ley, es decir el juicio de nuestras vidas por la Ley. Entonces aceptando la posibilidad de la gracia, el reinado del Rey Mesías en nuestra vida.

 

“El cumplimiento de la ley es el amor.” (Romanos 13:10;)

El amor de Dios: es decir la adopción de la obra de salvación de Cristo, y el funcionamiento de la misma y de este modo el reinado del Rey Mesías en nuestra vida…  Por otra parte el amor de Cristo dentro de nosotros que se realice hacia los demás seres humanos bajo el reinado de Mesías…, porque cuando Él vive en nosotros, podemos llevarle a Él para otros..

Después de leer estas pruebas aún tenemos preguntas?

¡Sí que necesitamos la Ley de Dios de una importancia vital!

Satanás quiere asimismo robar estas tres pruebas. Sin vergüenza alguna, pone personas, sacerdotes, predicadores, líderes de iglesia entre personas y Yeshua HaMashíaj para prevenir la posibilidad de la reunión directa entre ellos.

Lo hace incluso utilizando autoridad carismática también. Además al mismo tiempo distorsiona el significado de las palabras. En vez de cumplimiento del amor pone como un objetivo “llegar a ser mejor  persona” que es nada más que humanismo, así esconde el amor verdadero de Dios y del Cristo…

En lugar del Espiritu Santo que se puede revelar la Ley, pecado, toda la verdad y así la posibilidad de la gracia de nuestra vida, ofrece el poder de la jerarquía de la iglesia, más aún ofrece soluciones mediante los servicios del cristianismo, el cristianismo que llegó a ser un sector de la industria de servicios…

En el período entre el bautismo y el entierro encarcela las personas dentro del cuadro del humanismo cristiano, de la ética y de la moral, obliga exactamente aquellas personas que buscan Dios pero siendo engañados se satisfacen con todo esto.

La persona en Cristo que ha sido renacido y vive bajo el reinado de Yeshua HaMashíaj de Nazaret, de hecho no está bajo la maldición de la Ley!!!

Antes de que nadie busque contradicción en mis palabras, le aseguro: no hay conflicto, ni lo habrá en ellas. Nosotros no estamos bajo la maldición de la ley, porque queremos vivir obedientemente en nuestras acciones, hechos e incluso en nuestros pensamientos (mitzváh) cumpliendo las leyes de Dios (Torá), los órdenes  de Yeshua HaMasíaj. Por lo tanto, bajo el mando del Espíritu Santo podemos distinguir entre la Ley de Dios y leyes humanos, fariseos y religiosos  todos los días y cada vez más. Nos libramos de las leyes impropias y nosotros mismos nos purificamos del fariseísmos que muchas veces vienen de raíces muy distantes.

Sea fariseísmo judió, o incluso un rudimento del imperial religión cristiano, que está presente en todas las denominaciones “neo-cristianos”..

Todas las nuevas iniciativas que no están purificadas del espíritu de la iglesia imperial lleva la “maldición cristiana de generaciones” hasta que  se reconoce y acepta la unidad del Antiguo y Nuevo testamento, así la vocación del Pueblo Elegido –en otras palabras: las profecías- que sigue siendo válida hoy en día también…, sin la cual las palabras bíblicas no pueden ser Verbos..

Así las ramas que no han sido re-injertados o injertados de nuevo a la raíz original son hacedores de maldición continúa.

Es imposible aún enumerar todas las leyes fariseas sean cristianas o judías con las que matan a la gente espiritualmente por no haber cumplido las. Expectativas, medios disciplinarios, decisiones canónicas.. leyes y reglamentos religiosos, eclesiásticos….

Todas estas refieren a las palabras de la Biblia, bendiciendo-amenazando con autoridades humanas.. Son promotores de calumnia, acusación, o incluso la condena eternal. Por medio de la falsedad son instrumentos para aumentar el poder humano, y son la base de la disciplina, e incluso de recompensas y premios humanos.

Este tipo de bendiciones humanos pueden conservar otros bajo la supervisión humana y así los súbditos llegan muy lejos de la Ley de Dios y del Reinado de Cristo..

Si todo esto viene por generaciones, entonces no sólo convierte a ser deseable sino a un ordenamiento aceptado, así se convierte a ser a una maldición que los padres transmiten a sus hijos mediante su autoridad..

Sí que feliz es el hombre que tras librarse de todo esto solo tiene Yeshua HaMashiaj como el Único Señor de su vida!

También el hombre puede ser feliz cuyos miembros de familia y cuyas relaciones humanas constituye de unos que son libres de todas las leyes humanas y de generaciones, todas esas leyes que no son idénticas a la Ley de Dios, los reglamentos que son descubiertos por hombres para sus propios beneficios y no son los mandamientos de Cristo que conformen a la Ley de Dios.. Por lo tanto es nuestra responsabilidad ante Dios a cortar las raíces de las maldiciones y a cortar el funcionamiento de leyes humanos! No es diferente en la congragación tampoco.

Es decir después del renacimiento de nuestra vida y bajo el poder del Rey Mesías no solo debemos negar las falsas leyes y la obediencia de las mismas (que incluso significaba aceptar sumisión debajo de falsos poderes) sino si reconocemos estas falsas leyes debemos ponerlas al descubierto.

Sólo así puede comenzarse la restauración de nuestra vida en Cristo, que es la terminación de maldiciones, liberación y purificación de las consecuencias de las maldiciones.

¿Dónde se empieza la cesación de las maldiciones?

Primero en nuestra vida! .. en nuestra familia.

En primer lugar el hombre renacido experimenta que la relación con sus padres será examinado ante Dios. Ciertamente muchas leyes, costumbres, expectativas y tradiciones humanas y del padre/madre se acaban. El Rey Mesías de la nueva vida cambia la vida de la persona adulta en todas sus relaciones. Un padre, pariente, hermano .. e incluso un marido/mujer verdaderamente no tiene mando y no más es un dueño. Pero aún el niño o nieto reinando escondidamente será un hermano en el orden de Dios, o será un menor de edad viviendo en la familia según el orden divino.

Es un comienzo difícil, pero no hay bendición sino maldición indócil en nuestra vida si eso no sucede en su propio tiempo precisado de Dios y según Su orden y proceso.

Matrimonios no se nacen, o personas los fabrican conforme a sus propias leyes. Llamamientos y servicios están paralizados, porque en cambio dioses de este mundo y las expectaciones de personas empujan a la gente a batallas existenciales, para estar bajo el poder de otros dioses…

Porque donde haya otra ley, se pueden encontrar otros dioses que en sí mismo es la fuente y la causa de la maldición. Estas son realmente fuentes, ya que solo una ley falsa lleva con sí mismo una serie de maldiciones, la violación, modificación de solamente una ley se abre las puertas a la iniquidad completa.

Por el medio de la adoración del dinero el hombre, la mujer y la familia se perece, luego el hijo y esta lista no tiene fin hasta el momento que morimos, el momento que nosotros mismos adelantamos por la violación y sus consecuencias de una ley. El cambio pues comienza con el ajuste del pasado, cuando una persona se libera de las leyes falsas de sus padres.

Las falsas leyes garantizan la continuidad de maldiciones como son los portadores de tradiciones seculares o incluso milenarios así las maldiciones pueden funcionar como un arco a través de generaciones, aunque sean una multitud de leyes percibidas a ser buenas por personas religiosas. La moral que no sólo se basa en la Ley de Dios, y la ética que es la expectativa y el habitó entre los hombres…, es decir, los instrumentos disciplinarios de la autoridad humana de siempre.

 

En las congragaciones:

Cada congregación tiene sus casas… Donde fueres, haz como vieres..

En principio movimientos, creces y reducciones en personas de las congregaciones lleva en sí mismo la diversidad. En un principio alguien recibe una tarea de Dios y compártela con otros. Ellos se unen a él y luego le siguen, pero aun van en el camino siguiendo a Cristo..

Es muy parecido a como Dios levanta el matrimonio, primero lo da a dos personas. Luego vienen nuevos, prosélitos viendo ellos, y desde ahora no una familia va más adelante, sino un pueblo..

La congragación es el sitio donde las familias reúnen, “pequeñas congregaciones” reúnen frente Dios como el Pueblo del Dios. Luego se descubre que todos llevaron algo de la casa, de su pueblo anterior.. Aparecen cosas viejas, cosas llevadas, las que los nuevos quieren incorporar o precisamente por las que quieren substituir el llamamiento… Y donde el Espiritú Santo no es el guiador en todas las familias y vidas de cada uno, pero la conducta de visión humana y  liderazgo mental funciona, pronto comienza la polémica, la batalla y la rivalidad... Pronto llegarán los fariseos que se auto-aprecian sí mismos demasiado. Ellos empiezan la jurisdicción con la Biblia en la mano, en seguida las fuerzas chocan, porque no la verdad es la que importa, y el objetivo no es la misión conforme a voluntad de Dios, sino el poder, la gloria y el dinero…

Contra todo esto existe solamente una protección e instrumento: la Ley de Dios. Y la humildad hacia el Rey del Mundo, así como caminar en la Voluntad de Dios, obedeciendo al dominio de Yeshua HaMashiaj y a Sus órdenes. En tal lugares y situaciones se aparecen los que se intentan, pero el Señor de la congragación sí mismo, Yeshua HaMashiaj les expulsa. Se pone al descubierto en sus vidas muy temprano si ellos son instrumentos de otros espíritus o si su renacimiento no se ha pasado en la realidad.

Otros están atrapados en su desigual espiritualidad, es decir entregaron sus vidas, pero el dominio del Rey no se ha convertido en una realidad en sus vidas debido a su desobediencia. La autoridad del Espíritu Santo sobre personas es perceptible, los servidores viviendo bajo la cubierta del Rey son los testimonios del Dios mismo. Sus vidas, y si es necesario los milagros de sus vidas, pero sin duda sus vidas están rodeados de testimonios… Tal congregación ya no está languideciendo bajo una maldición, sino sirve otros para acabar con las maldiciones y ser una bendición para otros en la mano de Yeshua HaMashiaj. ….Podríamos continuar esta lista con la bendición mediante la restauración de la Ley y hasta el descubrimiento de maldiciones causadas de otras leyes.

 

Maldición y bendición social..

En nuestro tiempo las leyes de numerosos  estados, países, unidades, imperios y grandes comunidades obstan la Ley de Dios, por el que dejan el poder a las manos de otros dioses en lugar de ponerlo en la mano de Yeshua HaMashiaj. Todos podemos ver como se extienden las maldiciones por todas partes de la Tierra..

Podemos ver, pero no sentimos!

Querid@ herman@!

La negación de la Ley y la desobediencia de la misma y la rebelión se precedieron el pecado y sus consecuencias. Si solo miramos un par de décadas atrás ya podemos ver la aceleración del proceso cada vez más. La imagen del contraste es terrible, y aún es más difícil saber y ver  que este proceso es imparable y se lleva hasta la fatalidad, la destrucción. El aumento de la maldición parece a un río grande cuando rompe la presa y ya no se puede protegerse contra la corriente. ¿Cómo se sucedió esto?

Pues ya sabes que teníamos la Biblia, iglesias, sacerdotes…

Sí, ellos son los responsables principales por esta rotura de la presa! Ellos, los que no pararon las maldiciones con la Ley de Dios pero La cambiaron por sus propias leyes.

Ellos, los que ayudaron a conseguir objetivos de otros dioses, y fueron recursos de autoridades que pisotean la Ley de Dios.

Ellos, los que son las armas espirituales de colonizadores de siempre…, por colonizaciones por las que siempre hay que pagarse…, porque alguna vez todos los hombres tendrán que ajustar sus cuentas con otros ante Dios!

Es visible que sus leyes religiosas, eclesiásticas pueden ser aplastados con cualquier ley física, psicológica, debido que son compilaciones humanas, contra las que siempre se puede encontrar otras más fuertes. Porque por las tentaciones y el deseo por el pecado el hombre siempre quiere evitar que hayan leyes que le impiden en aquel camino. Siempre da permisos al pecado para sí mismo y los explica también, pero a la vez es tolerante con humanidad viendo el pecado y impiedad de otras personas. O beneficiando de ello está repartiendo premios, merced, bendiciones, y da propósitos y guía de vida, y todo eso lo hace apropiando el poder de Dios, Yeshua y de Espiritú Santo.

 

Pero también hay bendecidos que están libres de las leyes humanas…

Sí, hay colinas y montes: hombres los que están por encima de todo. Aunque ven y observan espantosamente el corriendo flujo de suciedad, ellos sienten el olor y aliento de la muerte, a pesar de todo están de pie y no tienen miedo. ¿Quiénes son?

Los que viven protegidos bajo el reinado de Yeshua HaMashiaj y todavía tienen la oportunidad de gritar a los demás:

¡La Ley detiene la maldición!

¡La Ley no se terminó, La Ley te juzga y lleva a la gracia!

La Ley ahora es los Mandamientos de Dios para nosotros dado por el Rey… El Rey Mesías te saca, te lleva, te salva, te libra de maldiciones para bendición y la Vida Eterna puede ser tuyo también!

Así que después de muchas acusaciones, calumnias, juicios y tal vez condenas yo también puedo decir:

¡Soy libre!

Soy feliz y libre porque no me está atando el dominio de ni un solo humano. Mi ministerio, mi matrimonio, mi vida y mis relaciones humanas funcionan según la voluntad de Dios y bajo el dominio de Yeshua HaMashiaj. Bajo la cobertura de Yeshua tengo protección contra cualquier ataque. ¡Las leyes fariseas cristianas o judías no me llegan, pero soy libre también de las maldiciones de los fariseos!

Solo me preocupo por ellos, quizás de buenas intenciones pero representan una maldición cuando intentan a lograrme con activando sus ideas, leyes o “maldiciones generaconales” cristianas y judías. Intentan a llegar a mí personalmente, o a mi matrimonio, o a mi congregación, ante de los que tengo que irme…

Ya que el que echa maldición sobre el cuerpo de Yeshua HaMashiaj o sobre el Pueblo Elegido de Dios sí mismo será maldito, mientras el Pueblo de Dios cumpliendo la Ley de Dios bajo el dominio de Yeshua nunca puede ser dañado por ellos... Cómo no hay maldición contra Jacob, .. porque vivía en obediencia (no para la gente). Seguro que muchos conmigo incluso pueden decir que cuando mi espíritu vive bajo el dominio de Yeshua, aún mis pensamientos, sentimientos, ni mi cuerpo puede estar al alcance de otros dominios espirituales que fuerzan a pecar con tentaciones y ataques.

 

Hoy en día tan muchas personas están buscando la bendición…

 

Es tiempo de entender que mientras alguien voluntariamente o en su falsa creencia obedece falsas leyes: es maldito! Se vive en una maldición por su buena fe, o le parece buena la línea de sus predecesores, las leyes de moral, ética y las expectativas y tradiciones morales que están llevados por generaciones, los tradiciones que así estabilizan y activan las maldiciones..

 

No eches maldición con la ley.. 

Es tiempo de poner nuestras vidas bajo el poder de Cristo y bajo la Ley de Dios. Debemos evaluar nuestra imagen de las identidades del hombre, mujer y niño y si ¿realmente tenemos la imagen según la Voluntad de Dios y si vivimos realmente las identidades en el Orden de Dios?, es el interés de nuestra familia y descendientes. Aunque vivimos en la apretadura de la época de “la modernidad”, de la moda, las expectativas y leyes (falsas) de la sociedad. Porque nosotros debemos ser benditos y transmisores de bendición. Pues es tiempo de ponernos delante de Dios y pedirle que nos muestre, enseñe de nuevo Su Ley para que podamos vivir según ella. ¡Es necesario estar delante de Dios por el pasado también! ¿Me pregunto cuántas personas maldijimos cuando imponemos nuestras propias leyes y expectaciones (es decir nuestro poder) a otros?

Rigor paternal, espíritu de Jezabel, no dejar ir de casa a los hijos en la edad adulta.. Egoísmo, idolatría, utilización, deificación, amor disfrazado de padres hacía sus hijos, u otros… Todo esto bien vestido en términos bíblicos, o incluso “Pablo-ismo”. Matando la identidad, el ego, el matrimonio, el llamamiento, y sobre todo inhibir la obra de Dios: la felicidad de otros, mientras en cambio pagamos con falsos placeres..

 

¿Quiénes son los portadores y activadores de la maldición en las congregaciones?

Todos aquellos que ponen su propia voluntad, dominación ante el poder de Cristo que es el Único poder. Pastores dominantes y otros que cierran la gente entre vallas, entre vallas de reglas y leyes humanas y clericales. Si esto no ayuda, entonces incorporan más y más nuevas leyes de otros “imperios”.. ¿En tal situaciones acaso a quien pertenece la congregación? ¿Es de Cristo, o es de alguna persona en el nombre de Cristo? ¡Que no lleves, no traigas la maldición, las viejas cosas! ¡Que entregues la congregación a Cristo por fin!

 

“Maldición…!”

Por último, Gálatas 3:13 .., que atestiguamos junto Pablo:

 

“Cristo nos redimió de la maldición de la ley..”

¡Sin duda esto era cierto tanto entonces como hoy! EL dominio de Cristo en nuestra vida nos rescató –incluso a mí- de los juicios y sentencias cristianas/judías de los humanos. ¡Esta es una de las mayores bendiciones, y es una de las mayores fuentes de bendiciones de mi vida! Pablo empieza esta carta (y la carta a los Romanos también) con esas palabras: Gracia y paz sean a vosotros…

Eso es, al mismo tiempo, aunque se dirige a griego y judío separadamente. Usa siguiendo las tradiciones de aquella época: ¡Caris! y ¡Shalom! ¡Sin embargo, este verso citado de la carta es dirigido a los fariseos! Para aquellos que se apreciaron mucho sí mismos ante los griegos… Del mismo modo como en tiempos anteriores los fariseos de otros lugares solían expulsar a los que no conocían la Torá… Les despreciaron por su falta de conocimientos, como los galileos no eran amigos, sólo “gente de la tierra”, … “campesinos”…

Recordemos una historia antigua: “Mas esta gente que no sabe la ley, maldita es…” (Juan 7:49) Nicodemo respondió a esto! Él nos responde a nosotros también con sus palabras (versos 50-51.) sobre la relación entre la ley y la fe… Así las palabras de Pablo y la levadura farisea se puede leer aquí de otros.. No es una coincidencia que cuando Yeshua sirvió Él también les diferenció, podemos leer “las sinagogas de ellos”.. (Mateo 4:23; 23:33-34) Conociendo esta historia podemos reconocer aquello pecado tan grave y frecuente de los cristianos: Superioridad cristiana, arrogancia, orgullo, vanidad, del cual la consecuencia puede ser la condena… En aquella época la separación de los fariseos era una cuestión de poder e interés también.

Hoy, sin embargo, es la presencia de desviación que es visible en muchas veces. Nosotros somos estos “-istas”, “tal tipos” y los signos de separación son visibles siempre… Se construyen pequeños y más grandes Vaticanos, Alianzas, asociaciones, ligas…

 

Nosotros…

Los que juzgamos, reinamos, recompensamos, y … ponemos entre personas y Cristo, es más, nosotros que no dejamos otros ante Dios por medio de las maldiciones de nuestras condenas. Dios advierte hoy también que los infieles no van a ser salvados por vuestras leyes y dominio, sino su fé y luego su obediencia que va a enseñarles la Ley de Dios para que vivan bajo el dominio y reglamentos de Yeshua HaMashiaj: libremente de los fariseos. Un uso falos, de leyes falsas… De todo esto os hará libre y salva el Rey del Mundo, Yeshua HaMashiaj. Porque Él me ha salvado, el dominio de Cristo es lo que me rescato de otras leyes.. y salvó mi vida de otros dominios de cristianos y fariseos judíos, con esto Él termino las maldiciones en mi vida causada por sus calumnias, palabras condenadoras que dijeron con sus dominancias y expectaciones. Así me convertí a ser bendito y creo que Dios me puede utilizar como una bendición, como un portador de bendiciones hacia los demás.

 

En fin..

¿Sabes que cuando menosprecias personas, religiones, pueblos, incluso continentes, realmente estas echando la maldición? ¿Sabes si dices que los millones personas religiosas, o incluso paganas cristianas o cristianos viviendo como paganos, pero al mismo tiempo sin embargo creyendo en Dios y buscando el Salvador  están debajo de la condena eterna, entonces tú juzgas a ti mismo? ¿Sabes que tu vida únicamente salvadora, súper-carismática, neo-cristiana es impíamente falsa? ¿Sabes que tus palabras de maldición alejan el ateo, islamista o incluso un católico de Cristo?

Pero a pesar de este tiempo de iniquidad cada vez peor es verdad:

Cristo les redimió de la maldición del fariseísmo cristiano para que la fe les llegue y el reinado de Yeshua HaMashiaj mismo.. Creo que no hay ilegalidad en este mundo.. Debido que o la Ley de Dios funciona, o la ley de otro ídolo.. Dios va a eliminar a los otros dioses, .. junto sus seguidores y adoradores. Incluso aquellos también que utilizan la Ley de Dios para sus beneficios y dominio. Es seguro aun cuando  las leyes fariseas y la moralidad cristiana fueron sustituidas por otras leyes y la inmoralidad en la Tierra.

 

El juicio se ha comenzado:

Las congregaciones/iglesias cristianas fariseas están desapareciendo. El fariseísmo judío está sólo forcejeando. La secularización y sus leyes tomaron su lugar. Sin embargo, cualquier ley, legislación o fariseísmo empieza su trabajo y el siguiente lo vence y lo aparta. Pero hay una victoria mucho más grande de esto, y este da testimonio sobre ella:

Yeshua HaMashiaj redime de todos los fariseísmos y de todas las leyes de autoridades, porque Él redimió este mundo. Los que viven bajo Su dominio están ya protegidos de cada dominio humano y abuso de autoridad humana. Ellos son libres y salvados viviendo en la Ley de Dios y bajo el reinado de Yeshua HaMashiaj. Viven aquí como cualquier otro, pero están cubiertos de todos los dominios diferentes y tienen la vida salvada y eterna. No tienen miedo, no están espantados y sólo son observadores exteriores, así según el permiso de Yeshua forman parte de este mundo que corre a su pérdida pero a la vez ellos están protegidos de la pérdida. Para que otros más puedan ser libres también… por medio de sus testimonios.

La ley no está perdida, ni cómo los portadores de ella, el Pueblo Elegido: Israel. La tarea de escogimiento es la misma, antigua: llevar la ley a todos los pueblos.. Hoy en día vivimos en un momento especial, porque la tarea vieja tiene que ser llevado de los judíos que ya viven bajo el mando y dominio de Yeshua HaMashiaj, el Rey Mesías. La redención de las maldiciones de las leyes fariseas se continúa en mostrar de nuevo  la Ley de Dios, para que la Ley derrote la maldición de toda ley, porque Él ya la había vencido allí en la Gólgota.

 

           

 

 

Copyright © 2005-2019 SHOFAR - BUDAPEST, comunidad judía creyendo en Yeshua HaMashíaj
Ministerio JHVH NISSZI www.kehilatshofar.com

¡Nuestras enseñanzas pueden ser copiadas y distribuidas sin ninguna modificación, gratuitamente y únicamente en integridad!

Copyright © 2005-2019 Comunidad SHOFAR

http://kehilatshofar.com